3. ¡Hay que quemarlo todo!

¿Qué pensarías si te digo que el trabajo de todo un año tuvieras que quemarlo en unos minutos?

Difícil, ¿no? Lo que mucha gente piensa es: ”¡Qué lástima! con lo bonita que es…” y es que las Fallas son una tradición basada en el trabajo cíclico de crear y quemar, crear y volver a quemar… así somos los valencianos ¡nos encanta el fuego, las chispas, la pólvora!

Sin embargo, a continuación vas a descubrir que no todo lo creado por el artista fallero acaba en la hoguera el 19 de marzo… algunos ninots tienen una suerte especial. Pero empecemos por la pieza clave de estas fiestas tradicionales de Valencia.

1. Las Fallas.

Como pudiste descubrir en El Origen de las Fallas,  el monumento al que nos referimos como falla se compone de muñecos o ninots (en valenciano) que cuentan una historia o representan alguna situación histórica, del día a día y que lleva asociado el humor y la sátira en todas. Estos monumentos crecen con el paso de los años y lo que empezó siendo un montón de trastos quemándose se ha llegado a  convertir en estructuras de más de 30m de altura que luego se quema. Sí sí, ¡estos son los que deben quemarse!

Detalle principal de la falla Plaza del Pilar, Valencia 2015.

Detalle principal de la falla Plaza del Pilar, Valencia 2015.

Se utilizan materiales de diferente origen pero predominan la madera y sus derivados como el papel y cartón. Con el paso de los años y la modernización se ha ido buscando materiales de trabajo fácilmente moldeables, ligeros pero resistentes. Desde los años 90 se ha expandido el uso de un material ligero y fácil de cortar y trabajar, el conocido corcho blanco o poliexpán.

Detalle de una falla adulta, Valencia.

Detalle de una falla adulta, Valencia.

Por cada barrio se comprende una Falla, un monumento, y la agrupación de estos vecinos con ganas de pasarlo bien se le llamó comisión. Las necesidades de unos y otros separó las comisiones en dos: adultos e infantiles. Es por ello que cada Falla está representada de manera que adultos y niños vean su mundo a través del monumento.

Detalle de una falla infantil, Valencia 2015.

Detalle de una falla infantil, Valencia 2015.

Las comisiones se reúnen en un espacio propio conocido como casal. Éstos, están destinado a dar cabida a todos los falleros y falleras que pertenecen a esa comisión fallera, pero también para dar la bienvenida a los turistas y falleros de otras localidades. Los días grandes son del 15 al 19 de marzo, pero las comisiones realizan actividades, concursos, encuentros, viajes…. durante todo el año, preparando sin cesar el nuevo año fallero.

2. Los artistas falleros.

Durante un año entero el artista fallero, que será aquel director de diseño, artístico, de procedimiento, el guía del montaje final… prepara la falla que será exhibida al mundo el 15 de marzo con la plantà (o la colocación de la falla en la calle, en castellano). El material del cuál se realiza está en la base histórica de los inicios de las fallas: la madera. Fuerte, resistente y fácil de quemar.

Artista fallero trabajando en una de las piezas. Imágen del periódico www.levante-emv.com

Artista fallero trabajando en una de las piezas. Imagen del periódico http://www.levante-emv.com

Todo tiene su técnica y su investigación para elegir los mejores elementos que formarán la falla. Entrar en el detalle sería meterme en un buen berenjenal, ya que existen títulos oficiales para ser artista fallero y yo no estoy a la altura de poder dar una buena clase teórica. Te dejo este enlace donde puedes leer más información al respecto. Sólo añadiré que son genios, matemáticos, diseñadores, ingenieros, filósofos, educadores, reyes de una tradición que consigue quemar el trabajo de un año en una noche.

Estarás pensando: ”Pero, ¿en qué quedamos? ¿no ha dicho que hay ninots que se salvan? Pues sí, toda la razón. Y aquí va el siguiente punto.

3. Exposición del ninot.

Los ninots (muñeco en castellano) son el conjunto de elementos que componen la falla en su totalidad. Cada comisión elige un ninot de su falla grande y de la infantil para ser propuestos a no ser quemados o, lo que es lo mismo, ser indultados por el pueblo.

Detalle de un ninot en una falla grande.

Detalle de un ninot en una falla grande.

Porque sí, la elección es del pueblo. Todos estos ninots, dos por comisión fallera, son expuestos semanas antes de dar inicio a las fiestas, el 15 de marzo, en una exposición donde visitantes y locales podrán evaluar uno a uno y votar al final del recorrido por el favorito. Aquel ninot adulto y ninot infantil con más votos de los visitantes, serán premiados ese año y salvados de las llamas. Todos los agraciados, año tras año, son guardados y expuestos en el Museo Fallero de Valencia. No pierdas la oportunidad de visitarlo: te gustará.

Y, ¿el resto? ¿qué ocurre con el resto de la Falla? Aquí llega la tradición valenciana por terminar etapas y empezar otras mejores; una metáfora de la vida que nos trae la cremà.

4. La cremà de les falles (lo que va siendo pegarle fuego a las fallas)

Y estas fiestas sólo tienen sentido si después de todo un año de trabajo, elaborando estos magníficos y bellos monumentos de madera, pintados con esmero, perfilando hasta el último detalle, trabajando día y noche en bocetos y maquetas que luego darán pie a la original, en adulta e infantiles… ¡se queman!

Un falla quemándose el día 19 de marzo en la ciudad de Valencia, 2012.

Un falla quemándose el día 19 de marzo en la ciudad de Valencia, 2012.

No, no se pueden guardar, ni conservar unos días más, ni exponerlas en otras ciudades… ¡Deben quemarse!. Es una tradición y el fuego debe existir para que se mantenga, para que año tras año tengamos fallas, para que la ciudad recupere su rutina y espere el próximo marzo con más ganas que nunca. Las fallas. El fuego. El amor por el trabajo. Todo quemado en unos minutos… es la esencia de las Fallas de Valencia. Deben quemarse. Sí. Siempre. Para poder empezar de nuevo. Resurgir de las cenizas. Quemar para renacer. Y eso es lo que nos hace únicos a los valencianos. Nuestro patrimonio.

Y ahora sí….empiezan las fiestas grandes de Valencia.

¡Bienvenidos a las Fallas!

Anuncios
Detalle floral de seda en una tela de fallera

2. ¡Qué barbaridad! Tradiciones falleras.

¡Pero qué barbaridad es esta!

Así empezaba una charla divertida y (no) fuera de lo común con unos amigos argentinos que el año pasado me acompañaron unos días en Valencia. Acababa de terminar la mascletà en la plaza del Ayuntamiento y, mientras aún les temblaban las piernas de lo que habían vivido minutos antes, no podía parar de reír. La euforia, los nervios, las lágrimas de la emoción contenida…todo junto en una sola frase ¡Qué barbaridad, están locos los valenciano! Y es que para todo aquel que visita la ciudad de Valencia en sus fiestas grandes, encontrarse con ruido, música, olor a pólvora y fiesta durante esos días es algo que les cambia la vida.

Pero, ¿qué es eso de la mascletà? te estarás preguntando. Pues aquí te traigo la primera entrega sobre  las tradiciones más valencianas que vas a encontrar en las Fallas de Valencia.

1. Las telas y la seda.

Algo muy vistoso que vas a encontrar en estos días son los trajes tradicionales que llevan las falleras. Son coloridos, con bordados de flores y con demasiados detalles que se escapan al ojo del no-experto, si se me permite la expresión. Tradicionalmente, el traje de fallera se usaba para ir a la huerta a trabajar (conocido como traje de huertana y que data del s.XVI) pero con los años fue evolucionando hasta ser considerado un vestido para ocasiones especiales, de gala. Estos cambios afectaron directamente a las telas; pasaron de ser sencillas, con dibujos discretos o líneas gruesas, a llevar grandes estampados florales, mucho color y mejorando la calidad de la tela y de los hilos empleados.

Traje de huertana. (Imágen de casadelosfalleros.com)

Traje de huertana. (imagen de casadelosfalleros.com)

Quizás escuches a alguien comentar ”lleva un traje de huertana” y eso querrá decir que se asemeja más al de trabajo que al de fiesta. Y digo ”se asemeja más” porque los modelos reales que se usaban eran muy diferentes a los que hoy conocemos como huertana o de fallera. Técnicamente, desde el punto de vista de la costura y el patrón, ambos estilos se componen de falda y corpiño pero son estas dos piezas principales las que evolucionaron de manera diferente, encontrando mangas más cortas o largas, puños cerrados, encajes diferentes, caída con más o menos vuelo…

Traje de fallera valenciana, con delantal y manteletas dorado y manteleta negra, Valencia 2012.

Traje de fallera valenciana, con delantal y manteletas dorado y mantilla negra, Valencia 2012.

Los bordados eran hechos con hilos especiales de alta calidad pero originalmente había una tradición muy fuerte del uso de las sedas, conseguidas en la Lonja de Valencia (de la que hablé en otro artículo y que puedes descubrirlo pinchando aquí). Se cosían a mano y a contra de la tela para conseguir el máximo brillo. Hoy en día las estampados son tan llamativos que la gente al ver pasar a las falleras no puede dejar de asombrarse. ¡Qué barbaridad de telas, señores! De ahí que se considere una baza importante dentro de la cultura y el patrimonio histórico de estas fiestas.

2. Peinados y aderezos.

Estos vestidos van acompañados por un peinado característico: los moños de fallera. Las huertanas llevan todo el pelo recogido en un moño trenzado en la parte baja de la cabeza. A él le acompañan unos adornos llamados horquillas (nº 4), que atraviesan el peinado de un lateral a otro, y que es finalizado con una peineta grande, o dos pequeñas, en el centro del mismo.

Peinados tradicionales que llevan las falleras en los días de fiestas. Incluye las horquillas y peinetas. Fallera mayor de Valencia y su corte, 2016.

Peinados tradicionales que llevan las falleras en los días de fiestas. Incluye las horquillas y peinetas. Fallera mayor de Valencia y su corte.

Las falleras siempre llevan los tres moños, esto es: el grande de la parte inferior de la cabeza y dos laterales que van sobre las orejas, tapándolas. Éstos últimos llevan, superpuestas y en forma de cruz, unas horquillas (nº1) más finas y pequeñas que las traseras (nª4), y unas peinetas más pequeñas acompañando al tamaño del peinado. El moño, tradicionalmente, se peinaba con el pelo propio de la mujer, que era entrelazado haciendo dibujos, cada uno diferente.

Con el paso del tiempo, el tamaño de los peinados fueron creciendo y tuvieron que echar mano de pelo extra (artificial o natural). Estas mallas de pelo extra, eran peinadas con trenzas que sería posteriormente, colocadas entorno al moño central hecho con el propio pelo. Un trabajo laborioso para manos experta que dan un resultado espectacular.

Detalle del adrezo típico en un vestido y peinado de fallera.

Detalle del aderezo típico en un vestido y peinado de fallera.

Parte del aderezo más grande es el broche central (nº 3) que sujeta las manteletas al corpiño. En algunos casos existe uno similar pero más discreto que se usa para enganchar la mantilla (cuando se realizan las procesiones religiosas) al moño trasero. Por último tenemos las joyas que incluye el aderezo que en este caso de la imagen son los pendientes (nº2). Pueden incluirse pulsera y collar de perlas, pero no suele ser muy extendido estas últimas.

Peinetas doradas para los tres moños tradicionales de las falleras.

Peinetas doradas para los tres moños tradicionales de las falleras.

Como verás la tradición en la vestimenta y sus complementos podría dar para una buena clase de costura. Desde el más profundo cariño por esta tradición cultural he querido darte una breve pincelada de las piezas que componen este arte y que seguro ampliaré en nuevos capítulos. Nos han quedado por ver las enaguas, el cancán, las medias, las cintas, las mantillas… pero al menos espero que hayas podido aprender un poquito más en detalle de la composición de un vestido de fallera. Una barbaridad más para preservar nuestra cultura.

3. Pólvora para el ruido.

Si hay algo que nos gusta a los valencianos es hacer ruido. ¿Y cómo lo conseguimos? Pues tan fácil como utilizando la pólvora para explotarla. Nuestra más conocida tradición es la ya nombrada y conocida mascletà. El acto tiene lugar en la plaza del Ayuntamiento que está cercada desde el primer acto oficial de las Fallas. En su interior se colocan de manera estratégica las tracas, petardos… que serán explotados rigurosamente todos los días dede el 1 de marzo, a las 14h.

Vista desde el ayuntamiento de Valencia a la plaza donde se dispara la mascletà del 1 al 19 de marzo, todos los días a las 14h.

Vista desde el ayuntamiento de Valencia a la plaza donde se dispara la mascletà del 1 al 19 de marzo, todos los días a las 14h.

La retransmisión en directo la puedes hacer desde diferentes plataformas web, pero yo te dejo aquí la valenciana, donde la veo todos los días desde Buenos Aires a las 10h de la mañana (hora local, claro). Conforme pasan los días vas a descubrir que no son únicamente petardos explotando, silbidos saliendo del suelo de la plaza…tienen ritmo, sonoridad, cumplen una función musical cada uno de ellos que va in crescendo hasta llegar al final, conocido como terratrèmol final (terremoto final).

Aquí te dejo una grabación de una de las mejores mascletàes vividas. Yo pude verla en directo y no he vuelto a sentir nada parecido: muy emocionante, fuerte, con ritmo, un estruendo desde el principio… pertenece al último día de Fallas, el 19 de marzo, del 2010… atención al terratrèmol final que es apoteósico ¡se ve el fuego de las explosiones! Una auténtica barbaridad amigos.

https://www.youtube.com/watch?v=lGf5ePo0ABQ

Como habrás visto en el minuto 5.34 cambian el ritmo y empieza la locura.

Además del día nos gusta también molestar de noche. Por eso cuando llegan las 00h, como si de Cenicienta se tratara ,los pirotécnicos encargados preparan la mecha que encenderá bellos fuegos artificiales desde el cauce viejo del río Turia.

Estos son disparados cada noche por una agrupación, empresa, familia de pirotécnicos y comienzan el día 15 de marzo cuando plantan en las calles la totalidad de las Fallas. Se finaliza el día 18 de marzo con la Nit del Foc (la noche del fuego, en castellano) donde se disparan el mayor número de kilos de pólvora de todas las fiestas.

Fuegos artificiales de la Nit del Foc (Noche del fuego) celebrada todos los 18 de marzo. Valencia 2011.

Fuegos artificiales de la Nit del Foc (Noche del fuego) celebrada todos los 18 de marzo. Valencia 2011.

El espectáculo es gratuito y se puede observar desde diferentes puntos de la ciudad; aunque los enclaves preferidos y más concurridos son el paseo de la Alameda, los laterales del río Turia (espacio verde y peatonal) y los puentes que lo atraviesan como el Puente de las Flores, el de Calatrava, el de Aragón o el de Campanar.

Cómo has podido leer e este breve resumen de las tradiciones más llamativas que tenemos en las Fallas, a los valencianos nos gusta hacer las cosas bien y a lo grande.

No te extrañe que llegues a la ciudad un día y todo te parezca asombroso. Será entonces cuando encuentres las barbaridades tan maravillosas que hacemos. Y es que… somos así, qué le vamos a hacer.

¡Bienvenidos a las Fallas!

 

1. El origen

Con este primer artículo quiero acercarte el mundo de las Fallas, unas fiestas tradicionales de Valencia (España) que fueron nombradas por la Unesco el pasado noviembre de 2016, Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Pero empecemos por el principio.

Valencia es la capital de la provincia que lleva el mismo nombre y la tercera en población de la Península Ibérica. Se encuentra mirando al mar Mediterráneo y casi formando una L con sus dos predecesoras: Madrid y Barcelona.

Localización de la ciudad de Valencia. (google maps, 2016)

Localización de la ciudad de Valencia. (google maps, 2016)

Pero te estarás preguntando: ¿qué es una falla?, ¿una rotura del suelo?, ¿un error?, ¡me suena a algo geológico!

Aclaremoslo: las fallas son unos monumentos o conjunto de figuras realizados con materiales diversos (no te pierdas el capítulo 2 para más detalles) que constan de un sentido, una historia y pueden llegar a ser representaciones reales, ficticias, humorísticas y casi siempre satíricas.

Ninot de Mariano Rajoy (presidente del gobierno de España) siendo Dark Vader de Star Wars, Valencia Fallas 2015.

Ninot de Mariano Rajoy (presidente del gobierno de España) siendo Darth Vader de Star Wars, Valencia Fallas 2015.

El dicho popular está basado en los carpinteros del s.XVIII. En el interior de los talleres se colocaba una estaca a modo de candelabro, que sujetaba el candil para dar luz al área de trabajo. Este poste de madera se conocía con el nombre de estai, astai, pagés o parot. Se cuenta que la víspera al día de su patrón, 19 de marzo – San José, el parot era sacado a la puerta de los talleres y a su alrededor se amontonaba el material sobrante del año para ser quemado. Otras versiones cuentan que se quemaban trastos viejos de madera para dar la bienvenida a la primavera y recibir la estación con aires limpios, después de haberse desecho de lo inservible.

Con el paso de los años esos montones de madera se fueron convirtiendo en monigotes o muñecos que podían representar desde un vecino antipático hasta un gobernante local. Era la manera de criticar lo que no gustaba, lo que el pueblo consideraba como incorrecto… echar al fuego lo malo que ocurría en la sociedad y empezar de nuevo, con la llegada de una nueva estación: la primavera.

Artista fallero trabajando en una de las piezas. Imágen del periódico www.levante-emv.com

Artista fallero trabajando en una de las piezas. Imagen de 2013 del periódico http://www.levante-emv.com

Aquello que seguro empezó como una actividad social en los barrios de la ciudad, se fue extendiendo hasta convertirse a lo que es hoy: una tradición que año tras año crece con fuerza. Una fiesta que une a miles de visitantes de todo el mundo, a que disfruten de los días grandes de una ciudad que protege su cultura y su historia. Es por ello que la UNESCO decidió en noviembre de 2016 otorgar la nominación a las Fallas de Valencia como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, un título que era esperado y muy honorablemente reconocido premio a la conservación de las tradiciones valencianas que se cuidan y miman con delicadeza; sus rituales, sus espectáculos con pólvora, sus ofrendas a la Virgen, su música tradicional, su lengua, su historia en prendas de seda…

Por eso, sea cual sea el verdadero origen de las Fallas tal como las conocemos hoy, ten por seguro que fueron un grupo de valencianos críticos con la sociedad, que respetaban las tradiciones familiares y que lograron que la fiesta estuviera al alcance de todos. Un carácter abierto que hace de los valencianos personas de grandeza.

¡Bienvenidos a las Fallas de Valencia!

Introducción a las Fallas

Para cualquier valenciano las Fallas son las fiestas que le representan, estamos orgullosos de contar en qué consisten y somos partícipes de ellas incluso estando a miles de kilómetros de distancia.

Y es que las Fallas no son únicamente 5 días de fiesta, música, pólvora y fuego. Es la preparación durante un año, es el ambiente que vive la ciudad durante el mes de marzo, con las banderas de Valencia colocadas en balcones, fachadas y grandes avenidas, donde los casales comienzan a cortar las calles para ”plantar” sus carpas y sus áreas falleras, para colocar los monumentos grandes e infantiles, la iluminación de las calles.

Es sin duda toda una tradición arraigada y compleja llena de matices culturales.

Iluminación de calles de la Falla Cuba-Literato Azorín, Valencia marzo 2016.

Iluminación de calles de la Falla Cuba-Literato Azorín, Valencia marzo 2016.

Las Fallas son una fiesta tradicional (no te pierdas el próximo articulo donde comenzarán una serie de capitulos explicativos acerca de la fiesta y su historia) y cómo toda tradición que  se preste, tiene su historia, desconocida por muchos y admirada por otros. Reconozco que estoy orgullosa de ser valenciana; una ciudad limpia, ordenada, con un crecimiento acorde con su economía, transporte público eficiente, con una base cultural muy importante a nivel nacional entre las que se destacan importantes museos de gran prestigio y universidades como la Universidad de Valencia y la Universidad Politécnica de Valencia.

Centro de la ciudad, Valencia.

Centro de la ciudad, Valencia.

Pero las Fallas van más allá de una ciudad. El pueblo valenciano hace un llamamiento al mundo a través de sus representantes, las falleras mayores, conocido como la cridà (la llamada, en castellano). El evento tiene lugar en las míticas torres de Serrano (las que hace siglos daban la bienvenida a viajeros y comerciantes o cerraban sus puertas al acceso a una parte de la ciudad cuando Valencia estaba todavía amurallada).

Torres de Serrano en la cridà, Valencia marzo 2016.

Torres de Serrano en la cridà, Valencia marzo 2016. (imagen: larazon.es)

Miles de valencianos, y vecinos de la provincia, se acercan el día señalado (último fin de semana previo al inicio del mes de marzo) para ver como se proclama la invitación a las mejores fiestas del mundo (literalmente esta frase está en el discurso oficial que dan las falleras mayores).

Detalle de la falla Convento Jerusalen-Matemático Marzal de 2015.

Detalle de la falla Convento Jerusalen-Matemático Marzal de 2015.

Y es que contado no es lo mismo. La ciudad se llena de gente, calles cortadas convertidas en zonas peatonales, petardos que no dejan de estallar, olor a chocolate con churros, a calamares, a pólvora… Sin olvidarse de las xarangas, que amenizan las 24h tocando música en la calle y que las encontrarás en todos los barrios.

Churros típicos para acompañar con chocolate caliente en los días de Fallas, Valencia.

Churros típicos para acompañar con chocolate caliente en los días de Fallas, Valencia.

Yo como buena valenciana no me canso de invitar a todo el mundo a conocer mi ciudad, así que ahora que son las fiestas grandes de Valencia no puedes dejar de visitarla. Te espera una ciudad que mira al mar y quiere a sus visitantes tanto… como para enamorarlos en pocos días.

¡Bienvenidos a Valencia! ¡Bienvenidos a las Fallas!

Si las paredes hablasen, en la Lonja de la Seda.

Sí, en Valencia tenemos lugares impresionantes. Cultura, leyendas, el mediterráneo… pero sobre todo historia, mucha historia. Si paseas por el centro de la ciudad vas a encontrar grandes maravillas. Hoy te quiero presentar una de ellas: la Lonja de la Seda.

Salón de Contratación de la Lonja de la Seda, Valencia.

Salón de Contratación de la Lonja de la Seda, Valencia.

Declarado Patrimonio de la Humanidad en 1996, la Lonja de la Seda o también conocida como la Lonja de los Mercaderes es sin duda uno de los atractivos de la ciudad de Valencia. Se encuentra en pleno centro histórico de la ciudad, frente al Mercado Central (otro lugar impresionante al que dedicaré un articulo). Hace años el acceso directo se podía hacer por las escaleras frontales que dan a la Calle Plaza del Mercado (Carrer Plaça del Mercat, en valenciano) pero han movido la entrada principal a la calle paralela, Calle de la Lonja (Carrer de la Llotja). A ésta se puede acceder, sólo peatonalmente, por cualquiera de las  calles que la rodean. La entrada era gratuita; ahora cuesta 2€ aunque no es excusa para no conocer este lugar tan especial para los valencianos y la historia del mundo.

IMG_20150321_154504

Vista desde el Patio de los Naranjos, Lonja de la Seda, Valencia.

En la imagen anterior puedes apreciar unas escaleras. Justo debajo de ellas se accede al Sótano. Las que suben llegan a la Cámara del Consulado del Mar, también conocido como Salón Principal o Cámara Dorada por la decoración instaurada en  1920 donde el techo pasó a tener unos motivos dorados muy vistosos.

Detalle superior de las escaleras de acceso a la Cámara del Consulado del Mar, la Lonja de la Seda.

Detalle superior de las escaleras de acceso a la Cámara del Consulado del Mar, la Lonja de la Seda.

Sótano, Lonja de la Seda, Valencia

Sótano, Lonja de la Seda, Valencia

Cámara del Consulado del Mar, Lonja de la Seda, Valencia.

Cámara del Consulado del Mar, Lonja de la Seda, Valencia.

La historia de este bello lugar comienza a finales del siglo XV cuando el Consell General de la Ciutat decidió la necesidad de construir un edificio en la ciudad que diera cabida a los menesteres mercantiles que se daban en la ciudad. Fue sin duda un lugar de encuentro comerciales, muy prósperos para la época pero que se vio afectada por el descubrimiento de América y la salida al océano Atlántico. Hasta entonces el mar Mediterráneo había sido el medio de comunicación con el resto del continente y estos nuevos sucesos hacían tambalear la economía en el este español.

Salida del salón de Contratación al patio de los Naranjos, la Lonja de la Seda.

Salida del salón de Contratación al patio de los Naranjos, la Lonja de la Seda.

Pero todo aquello no fue suficiente para que la Lonja no se mantuviera abierta desde su creación hasta hoy en día. Diferentes usos le han dado en las últimas décadas, pero hoy en día es un espacio abierto a exposiciones y charlas culturales a las que todo el mundo es bienvenido. Es sin duda un lugar maravilloso que no debes perderte si estás en Valencia. La historia de sus paredes tienen mucho que contarte, seguro que no te deja indiferente. ¡Te esperamos!

IMG_20150321_155732

En el salón columnario o de Contratación, la Lonja de la Seda.