Lago Ercina, Parque Nacional de Picos de Europa.

Covadonga y sus lagos

En los años que llevo sintiendo un amor especial por las montañas, y ya conté en anteriores artículos que viene siendo desde hace casi 27 años, sin duda Picos de Europa es mi ojito derecho. No lo puedo evitar. Si hay algo bonito y solemne en las montañas de la zona del Principado de Asturias es subir por la carretera AS-262 y a unos pocos kilómetros encontrarte con el Santuario de Covadonga.

Vistas desde el acceso principal a la Basílica de Covadonga.

Quizás lo más llamativo desde la carretera es la Basílica de Santa María la Real de Covadonga. Sus picos sobresalen por la densa vegetación que acompaña al río Reinazo. Levantada en los últimos 30 años de 1800, en piedra caliza, esta parroquia recibe al año centenares de miles de turistas, peregrinos y viajeros de todo el mundo. Y no es de extrañar.

Basílica de Santa María la Real de Covadonga.

El acceso está bien señalizado y puedes llegar a la explanada de varias formas. Lo convencional es usar un vehículo propio para poder continuar la ruta al finalizar la visita. Pero en época estival el acceso se corta y durante un periodo de tiempo solo se puede llegar en autobús o dejando el coche en la parte baja y hacer el último tramo de curvas caminando. Esta opción es la más relajada y muy recomendable.

Escalinata de acceso a la explanada final, donde se encuentra la Basílica de Covadonga.

Después de pasar la última rotonda y en las últimas curvas antes de llegar a la famosa explanada, se puede apreciar un lugar emblemático: la Santa Cueva. El altar se encuentra protegido por la roca de la montaña y es un lugar de rezos y plegarias. En ella además se encuentra el Monasterio de San Pedro, al que se puede acceder en ciertos horarios ya que en él viven un reducido grupo de canónigos.

Cueva tallada en la roca caliza de la montaña.

Santa Cueva, Covadonga.

El espacio natural invita a querer más, y estas tierras provistas de lugares indescriptibles, te invita a continuar la carretera CO-4, que termina en unos de los lugares con más encanto del Parque Nacional: los lagos de Covadonga.

La primera vez que vine a los lagos no lo puedo recordar, tenía 3 años y viajábamos con mis tíos y primos en esos viajes de verano en familia. Tengo fotos de los lugares, tocando el agua, con las vacas… En las visitas posteriores, llegar a los lagos era como volver de nuevo a un lugar conocido, pero sin acordarme bien. Las fotos de hace 20 años siempre ayudan a crear recuerdos nuevos.

''Les vaques'' animales emblemáticos de estas tierras asturianas.

”Les vaques” animales emblemáticos de estas tierras asturianas.

El aparcamiento para dejar los vehículos es reducido y muy bien organizado. Sin embargo, no deja de ser un lugar turístico y en la temporada alta donde todo el mundo anda de vacaciones, los lagos se convierten en un lugar parecido a las rebajas de los grandes almacenes. Personalmente soy un poco reacia a las aglomeraciones y la explotación excesiva de los lugares, pero todo el mundo tiene derecho a disfrutar de espacios así.

La última vez que subí a los lagos me encontré con un grupo de turistas de libro: grandes cámaras de fotos reflex en modo automático, guías de viajes, gafas de sol de marca y….en tacones!! (te debo la foto!). En fin, anécdotas de viaje que a veces le hacen a una pasar un buen rato viendo a la gente de ciudad descubriendo la montaña.

Pero sin duda las vistas son increíbles. A la llegada, el primer lago que vas a ver es el lago Enol, el más grande de ellos y al que puedes dar la vuelta siguiendo los senderos informales que los usuarios han creado de forma natural. Está muy próximo a la carretera de acceso, por lo que muchos turistas no se sacan la famosa ”foto para el recuerdo”, porque hay que retroceder desde el parking para llegar. Existen caminos marcados, senderos dentro de las marcas oficiales de senderos de España, pero para eso dedicaremos otro articulo.

Lago Enol, Parque Nacional de Picos de Europa.

Lago Enol, Parque Nacional de Picos de Europa.

El otro lago, más pequeño y quizás más conocido es el lago Ercina. Más alargado que su hermano, tendrás que caminar algunos metros más para llegar hasta él. Se encuentra en mitad del valle y al estar rodeado de montañas, hacen de este algo un lugar precioso.

IMG_7612

Lago Ercina, Parque Nacional de Picos de Europa.

Lago Ercina, Parque Nacional de Picos de Europa.

Lago Ercina, Parque Nacional de Picos de Europa.

Así que anímate y no lo dudes, descubre Covadonga y sus lagos. Te aseguro que no deja indiferente a nadie. Y no te olvides de recorrer sus senderos… ¡Tienen todo lo que buscas para sorprenderse!

IMG_7604

Senderos que te llevan a recorrer el entorno de los lagos del Parque Nacional de Picos de Europa.

Anuncios
Río Sella, Arriondas.

El Sella y su descenso

Con el calor que hace estos días en toda España qué mejor destino que un lugar con agua, bien fresquita, para hacer deporte al aire libre. Hoy nos mudamos al norte de España, a la localidad asturiana de Arriondas donde, año tras año, se celebra el famoso Descenso Internacional del Sella. Consiste en hacer el recorrido de 20km que comienza desde el puente de Arriondas hasta llegar a la meta ubicada en el puente de Ribadesella. Para ello se deben cruzar los puentes que te van indicando cuánto falta para llegar a la meta.

IMG_7874

Mi visita fue unas vacaciones que daban muy mala semana en agosto, lluvias, tormentas con granizo… y que parecía que nadie había salido de casa… Eso nunca sucedió y me fui de viaje al norte; además la foto fue tomada un miércoles a las 12h, eso también ayuda a que el río parezca una balsita de aceite. Yo lo hice como una interesada más, sin ninguna propuesta de hacer un tiempo récord, ni mucho menos ¡Anda que no me costó terminarlo!

A lo largo del río, y en los primero kilómetros del recorrido, se ubican la mayoría de las empresas dedicadas al alquiler del material para poder disfrutar sin tener que preocuparte de nada. Sin duda es una experiencia muy divertida. Antes de salir te dan un par de consejos de cosas que no debes hacer si no quieres quedarte atrapado en las piedras o volcar la piragua. Durante el recorrido puedes hacer paradas en pequeños ”descansos” de piedras donde aparcar la piragua. Muchos de los participantes, entre los que me incluyo, bajan de sus piraguas y se meten a las gélidas aguas del Sella…¡eso si es tener valor!

Bañistas y deportivas, río Sella

Bañistas y deportivas, río Sella

Al agua patos

Al agua patos

Yo me encontré varios grupos de amigos que iban juntos; se tiraban agua con las palas, se perseguían unos a otros para volcarse o algunos retrocedían remando contra la corriente para querer chocar de frente con aquellos amigos más torpes, haciéndolos encallar en las piedras; los gritos de desesperación y las risas están aseguradas. Era divertido verlos…no tanto cuando venían hacia mi inestable piragua y con la fuerza de las olas del río casi me hacen caer un par de veces.

IMG_7856

Diversión entre amigos mientras descienden el río.

Si tienes la oportunidad de hacerte una escapa, no dudes que Arrionda es un destino ideal. Practicar un deporte quizás no tan habitual, disfrutar de la naturaleza y aprender que pase lo que pase siempre se llega al último puente con el cartel de ”Llegada”. Una aventura siempre puede convertirse en una filosofía de vida.

Rio Sella, aguas abajo.

Rio Sella, aguas abajo.