Robando, robando y con el mazo dando

España, ese país en el que vive entorno a 47 millones de personas, dignas de ser españolas excepto la manga de ladrones por los que estamos dirigidos. Es jodidamente cabreante que los que ”están arriba” no se les caiga la cara de vergüenza cuando salen públicas las noticias de malversación de fondos públicos o casos/tramas en las que políticos y empresarios hacen sus telas de araña para hacerse con la mayor cantidad de dinero de la manera más ilegal posible. Y todo está bien. Y todos son palabras de calma ”Estamos trabajando en ello”, ”La justicia hará su trabajo”, ”Debemos tomar medidas cautelares”…. ¿¡¡ Pero de qué estamos hablando señores!!?

Hace 4 años disponían ante la justicia el caso Noos, derivado y como pieza del caso Palma Arena. Los implicados en la trama, diferentes empresario y políticos del gobierno balear, entre los que se destaca Iñaki Urdangarín, duque de Palma y marido de la Infanta Cristina, hija del Rey Juan Carlos I. En la última implicación conocida, la propia Infanta estaría involucrada en este tejemaneje que su marido se traía con sus colaboradores.

En 2009, hace ya 5 años, el juez de la Audiéncia Nacional, Baltasar Garzón instruía la investigación por la cuál empresarios y políticos más cercanos a la cúpula del PP y gobierno en ese momento, presidido por Jose María Aznar, habrían sacado partido de sus cargos públicos para quedarse el dinero a través de donaciones y sobornos a funcionarios y autoridades públicas. En las investigaciones, que aún continúan, aparecen nombres de la alta política del mismo partido como alcaldes y alcaldesas, presidentes de comunidades autónomas y algún que otro diputado de cámara o consejero de gobierno.

Hace unos días se conocía que el ex-presidente de la Generalitat catalana Jordi Pujol, mantuvo fuera de España dinero sin declarar durante más de 30 años. La gente se pregunta: ¿Y…? Ya nada nos extraña y mucho menos nos sorprende. Las noticias diarias de corrupción, malversación de dinero público o simplemente  la aplicación de nuevas políticas que poco tienen que ver con lo social de un país como la mejora salarial de los diputados en el momento en el que el país tiene un desempleo mayor al 25% no nos hacen reaccionar frente a la pandilla de maleantes y ladrones por las que estamos gobernados. Si son capaces de robar el dinero de ciudadanos, ¿creen que serán capaces de aplicar políticas que nos puedan beneficiar? déjenme que lo dude y que me indigne, enfade, cabree, grite y salga a la calle a decir ”No quiero más este sistema, no funciona, no es equitativo y los que gobiernan no tiene el poder para manipular al país.”

Y como somos lo que sembramos, yo ya estoy cansada de permitir que siembren miseria, pobreza, gente desgraciada y desahuciada, de familias sin trabajo con el que mantener a su propia familia, sanidad pública que se vuelve privada; cansada de ver que eliminan ayudas y trabajos, descartan a personas mayores de 45 para empleos, se olvidan de la gente pero sobre todo no dejan de mirarse el ombligo mientras piensan como hacerse el culo más gordo. Lo peor de todo es que explotó hace casi 5 años y nada ha mejorado. Los cambios han sido para bancos y baqueros, grandes empresas y empresarios que, por tener mayor capital que el resto, siguen disfrutando de menores impuestos y ayudas para su desarrollo, mientras el resto del país pagamos sus errores económicos. Una agonía que no podemos sacarnos de encima mientras no cortemos las cuerdas que nos atan y demos luz a la libertad de ser un ciudadano en democracia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .