Festivos y orgullos nacionales

Si hay algo que no deja de llamarme la atención en este país son las fiestas nacionales, patrióticas o simplemente, porque sí.

Desde el año pasado que se aceptó la ley se considera el  27 de junio día del empleado público y por consiguiente es feriado para todas aquellas personas que desarrollan su carrera u oficio dentro del estado nacional. He de decir que muchos de ellos se sienten orgullosos de trabajar para su nación, dedicar su esfuerzo y contribuir a mejorar el país que les vió nacer. Sienten un enlace fuerte y muchos de ellos por vocación, porque saben que su trabajo será el resultado de un país en desarrollo que mejorará su calidad de vida con el paso del tiempo. Siente orgullo de trabajar para su nación.

En España esto no pasa. El empleado público es bien conocido por todos por los tópicos de entrar a las 8 de la mañana y salir a las 14h, habiéndose tomado 4 cafés de media hora, un almuerzo de hora y media y habiendo salido a fumarse un par de cigarrillo de veinte minutos cada uno. Eso hace un total de 4h y 15 minutos para el placer, quedando 1h y 45 minutos para la dedicación pública. Está bien, quizás no todos pierdan tanto tiempo o simplemente no fumen, pero es de todos bien sabido que cuando vas a hacer algún trámite en cualquier sede de la administración pública la situación es esta: 20 mostradores bien señalizados, con letras o números correlativos, un panel luminoso que te marca por cuál debes pasar y detrás de ellos…nadie! Con suerte un par de empleados que trabajan por obligación, sin motivación ni ganas y que, en el mejor de los casos, sonríen cuando te dan los ”Buenos días”.

Históricamente el empleado público se ha considerado un privilegiado: horario matinal, vacaciones pagadas, seguridad social completa…Si bien las cosas desde hace casi 10 años han ido cambiando, trabajar para el estado además de bien visto está considerado un trabajo digno de envidias varias. En Argentina noto que los empleados públicos son valientes que trabajan por y para su nación; en España aún está mal visto sentirse orgulloso de la misma. Y es entonces cuando me pregunto: ¿cuando vamos a superar nuestro pasado y levantar orgullosos la cabeza diciendo ”soy español, y no me avergüenzo”? ojalá sea pronto, porque si bien los argentinos han pasado por momentos políticos duros, los españoles deberíamos hacer frente a nuestro pasado para cerrar la herida y dejar que todos descansen tranquilos. Tal vez así terminaríamos con los clichés de llevar una bandera de España y que no te tachen de franquista o ”pepero” o, mucho mejor, que los empleados del estado se sintieran orgullosos de servir a su país.

Feliz día del empleado público en la República Argentina.

Captura de pantalla 2014-06-27 a la(s) 13.41.32

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .